Comprar Seguidores Instagram

No products were found for this query.

Comprar seguidores: ¿para qué sirve?

Como se mencionó en la introducción, comprar seguidores de Instagram puede no ser sólo una movida dictada por la vanidad, sino una verdadera estrategia económica para profundizar las ganancias que se pueden obtener de una cuenta personal.

Publicar contenido en Instagram puede ser una forma de obtener beneficios reales. ¿Cómo? Esencialmente de dos maneras:

Al patrocinar un producto, obviamente a comisión de la empresa que vende ese bien en particular. En tal caso, usted actúa como un verdadero testimonio, con una compensación;
ganando visibilidad. Hoy en día, muchos famosos de la televisión o del mundo del espectáculo han empezado desde sus perfiles sociales. En este caso, la notoriedad de la cuenta sirve de trampolín para un mayor éxito.

Comprar seguidores de Instagram: ¿es legal?

Comprar seguidores de Instagram no es ilegal ya que no hay ninguna ley que lo prohíba. Sin embargo, hay que decir que esta práctica está generalmente desaconsejada porque se considera poco ética y poco fiable.

Básicamente, cualquier persona que compre un paquete de aumento de seguidores del perfil de Instagram o Facebook no corre ningún riesgo legal. No obstante, existen contraindicaciones. Veamos cuáles son.

Comprar seguidores de Instagram: ¿qué está en riesgo?

Comprar seguidores en Instagram es legal pero puede contravenir las normas internas de la red social; es el caso, por ejemplo, de utilizar perfiles falsos, aumentando así artificialmente el tráfico de una página o el número de seguidores.

El riesgo de infringir las normas de la red social es que se suspenda o incluso se desactive el perfil (lo que, sin embargo, no ocurre fácilmente). Quienes se inscriben en una red social aceptan las condiciones propuestas, igual que en un contrato normal.

En teoría, pues, Instagram podría emprender acciones legales por daños y perjuicios contra la empresa que vende paquetes de « seguidores », al haber violado las condiciones generales impuestas por la plataforma.

Comprar seguidores de Instagram: ¿cuándo es un delito?
Una persona que compra seguidores de Instagram no está cometiendo un delito, salvo que participe directamente en una « campaña de compra » realizada con procedimientos ilegales: es el caso de la venta de perfiles sociales robados, el acceso abusivo a sistemas informáticos, la suplantación de identidad y el phishing.

Es decir, el propietario de un perfil de Instagram que decide comprar seguidores recurriendo a prácticas ilegales está cometiendo un delito. Piensa en los que crean perfiles falsos para hacerse pasar por otra persona, o en los que roban credenciales y acceden a los perfiles privados de otras personas para conseguir que les gusten o les sigan. Pongamos un ejemplo.